LADRONES DE TAPAS DE COLADERAS
A pesar de que la temporada de lluvias ha ocasionado pérdidas de vidas y destrucción de casas, muebles y carreteras, ofende que aún existan personas que lejos de solidarizarse con las víctimas, siguen propiciando que subsistan las desgracias al robarse las tapas de las coladeras instaladas sobre las calles.

Se sabe que por la noche salen los ladrones de tapas de coladeras, las levantan con alguna herramienta y las suben a una carretilla o diablito para transportarlas hasta donde a la postre les son compradas por kilo como fierro viejo.

La falta de tapas de coladeras permite que la basura sea arrastrada por la corriente de agua de lluvia y se tapen así las alcantarillas, y con eso, se inunden las carreteras y se desborden los ríos, ocasionando la catástrofe.

 

Claro, no solo es responsable quien roba las tapas de las coladeras, sino quien las compra también, pero, mucho más la autoridad policial que no vigila, así como la autoridad municipal que omite asegurar las tapas al no soldarlas a la coladera.

Desgraciadamente, a la fecha son muchas las coladeras que no tienen tapa.

Abrir chat